El Ayuntamiento adecuará la señalización viaria de Palomarejos y las obras de Valparaíso durarán hasta el 18 de septiembre

El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha dado a conocer este jueves el plan integral de seguridad vial que el Ayuntamiento va a llevar a cabo en el barrio de Palomarejos con una mejora de la señalización vertical como horizontal y el repintado de alrededor de 70 pasos de peatones.

Una actuación “necesaria”, ha dicho Juan José Pérez del Pino, que renovará la imagen de todo el distrito desde la avenida de Barber hasta la calle Gante, y que también cuenta con la conformidad y aprobación de la asociación de vecinos del barrio, con quienes se ha puesto en contacto previamente el Gobierno municipal.  Al mismo tiempo, el Consistorio toledano llevará a cabo la adecuación de la señalización viaria comprendida entre la Puerta de Bisagra y la Puerta del Cambrón, dos de las principales entradas al Casco Histórico de la ciudad.

Tal y como ha apuntado Juan José Pérez del Pino, el proceso administrativo para la contratación de estas actuaciones, comprendidas en tres proyectos con una inversión que ronda los 100.000 euros, está previsto que se desarrolle en septiembre para comenzar las obras en octubre, primero con el repintado horizontal y luego con la reposición o mejora de la señalización vertical.

 

Las obras de reparación del colector de Valparaíso se prolongarán hasta el próximo 18 de septiembre

La concejala de Obras, Noelia de la Cruz informó ayer que una vez iniciados los trabajos de reparación del colector de Valparaíso la pasada semana, los técnicos municipales han tomado la decisión de sustituir el tramo de tubería afectado y modificar el trazado de la red de saneamiento. Una actuación que va a suponer la prolongación de las obras al menos hasta el 18 de septiembre. Esta intervención se llevará a cabo para proporcionar una mejora en el mantenimiento de la red y  ofrecer mayor seguridad a los trabajadores que se encargan de las labores ordinarias de mantenimiento.

Esta avería, que provocó el hundimiento del firme en el acceso a la urbanización de Valparaíso en la TO-21 el pasado 25 de agosto, se debió al taponamiento de una tubería de la red de saneamiento ubicada en un pozo de resalto de una profundidad de 11 metros. Con estas obras de reparación, se sustituirá un tramo de 270 metros de tubería para lo que se ejecutará un nuevo trazado con menor profundidad que discurrirá por un camino público, “favoreciendo así su posterior mantenimiento”, ha señalado la concejala de Obras.

También ha indicado que no está previsto que se realicen cortes de tráfico totales de la vía afectada ya que los trabajos se llevarán a cabo de forma que solo se prohíba la circulación en uno de los carriles existentes, bien el de entrada o el de salida. Según vaya avanzando la obra, se colocará la señalización correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *