Los Registros de Castilla-La Mancha informan de 245 posibles operaciones fraudulentas en el Centro Registral Antiblanqueo

Alfredo Delgado, Decano autonómico de Registradores de Castilla-La Mancha, ha explicado que “los registros comunicamos cada año al Banco de España cientos de casos con indicios sólidos de blanqueo de capitales. Esos expedientes, acaban en manos del servicio ejecutivo de la comisión de prevención del blanqueo de capitales e infracciones monetarias (SEPBLAC) para una indagación más profunda y, en su caso, su persecución”.

 

Según la estadística registral del Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) de Registradores de España, durante el primer semestre de 2020 se han comunicado más de 14.500 alertas de los Registros de todo el país, de los que  245 fueron alertas dadas por los Registradores de la Propiedad y Mercantiles de Castilla-La Mancha.

 

 

Entre otras de las funciones de los registradores, está la de ser uno de los aliados con los que cuenta el Estado para detectar el “lavado de dinero” a través del Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) -dependiente de los colegios profesionales de Registradores desde 2015-.

 

 

 

Funcionamiento del CRAB creado por los Registradores de España

 

“Los registradores  somos sujetos obligados por la legislación antiblanqueo”, añadió Delgado. El Colegio de Registradores de España creó en el año 2015 el CRAB con la finalidad de recibir todos los datos relativos a actos o contratos que levanten sospechas. Esta entidad analiza esa larga lista de casos remitidos y, si confirma que en alguno existen indicios sólidos de que pudiese ocultar blanqueo de capitales, remite los datos al SEPBLAC, Servicio de Prevención y Blanqueo de Capitales adscrito al Banco de España.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *