Más de 1.500 profesionales de la hostelería reclaman un Plan de Apoyo en Toledo

Bajo el lema ‘Sin ayuda nos arruinan’, más de 1.500 profesionales del sector de la hostelería toledana se echaron ayer a la calle, para solicitar un plan de apoyo con medidas reales que permitan la supervivencia de los empleos y las empresas de la Hostelería. A la manifestación no solo acudieron hosteleros, también proveedores y otros colectivos que se han visto afectados por el cierre de estos establecimientos.

 

La manifestación tuvo lugar por las calles del Casco Histórico de Toledo desde su comienzo a las 11:00 horas en la Plaza del Ayuntamiento, para después continuar por el Arco de Palacio hasta el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia regional, y ha concluido en la plaza de Zocodover, frente a la Delegación de Gobierno, donde se presentaría una serie de propuestas dirigidas al Gobierno de España, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Ayuntamiento de Toledo.

 

El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo, Tomás Palencia, pidió unidad a las 3 administraciones para que les ayuden. “Las restricciones impuestas son altamente perjudiciales para la hostelería, pues, supondrá en la mayoría de los casos el cierre de los establecimientos y, no vienen acompañadas por ningún plan de ayudas para el sector, por ello, solicitamos al Gobierno de España, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Ayuntamiento de Toledo, que se unan para salvar este sector tan perjudicado”.

 

Gobierno de España

  • Aplicación de ayudas directas, a fondo perdido, para la supervivencia de las empresas y los autónomos durante los periodos de estado de alarma/pandemia.
  • Aplicación de fondos europeos para el mantenimiento y supervivencia de las empresas y los autónomos durante los periodos de estado de alarma/pandemia.
  • Definición de un Plan Estratégico de la Gastronomía de España, contemplando toda la cadena de valor, que sea el referente orientador de las acciones y aplicaciones de fondos, evitando las duplicidades y asegurando eficiencias en la aplicación de recursos, en los niveles estatal, autonómico y local. Dicho plan servirá para enmarcar las acciones específicas de impulso en materia de crecimiento y transformación digital y transición hacia la economía circular y el incremento de la sostenibilidad. Igualmente debe ser el marco para incorporar acciones de apoyo directo a las empresas y los autónomos del sector.
  • Impulso de un Plan de Formación específico para la mejora de la gestión económica y la profesionalización del sector hostelero y turístico. Dicho plan ha de incluir la implantación de la TARJETA PROFESIONAL de HOSTELERÍA y TURISMO, promovida por los agentes sociales en el marco del Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería, como elemento de mejora de la competitividad y la digitalización de las empresas y los autónomos.
  • La moratoria automática, con ampliación de los periodos de carencia de la devolución de los principales de los créditos, durante todo el tiempo que perduren el estado de alarma o la declaración de pandemia. La complicada situación que están viviendo las empresas y los autónomos, con actividades restringidas o directamente prohibidas por el estado de alarma o los decretos autonómicos, hace de imposible cumplimiento de devolución de ningún tipo de préstamo.
  • Modificación de la regulación de alquileres, que contemple las circunstancias de estado de alarma, toque de queda o regulación asimilada, y pandemia, como circunstancias que permitan
  • La eliminación total del pago de los alquileres durante los periodos de cierre total de los establecimientos, y este coste sea aplicado con cargo al plan de apoyo y reconstrucción.
  • La reducción proporcional del pago de los alquileres, durante los periodos de cierre de franjas horarias o limitación de usos y de la actividad de los establecimientos, con cargo a plan de apoyo y reconstrucción.
  • Derogar la cláusula de los ERTES con relación al mantenimiento del empleo en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad. Con el transcurso del tiempo es una necesidad la reestructuración de muchas empresas y autónomos, si quieren garantizar su supervivencia, lo que las obliga a tomar la decisión de aplicar ERES o concursos, por lo que están actuando sin ánimo defraudatorio, sino por puro estado de necesidad. Así como la prórroga automática y unida a los estados de alarma y/o pandemia, que deje sin efecto el límite del 31 de enero de 2021.

 

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

  • Ayudas a fondo perdido para subvencionar los costes equivalentes a los impuestos y gasto corriente de las empresas de hostelería y turismo, subvenciones a fondo perdido del 100% con los que compensar los gastos durante los días que permanezcan cerrados por normativa regional (alquileres, gastos de suministros…).
  • Una línea de subvención de la cuota de autónomos del sector equivalente a los costes de hasta seis mensualidades, exención de tasas e impuestos de ámbito regional para el sector, una línea de financiación y de avales para pymes y autónomos.
  • Una línea de subvención de los interés adicionales por refinanciación de operaciones para aumentar las carencias, así como una campaña de promoción que promuevan la hostelería regional y el consumo responsable.

 

Ayuntamiento de Toledo

  • Ocupación de la vía pública con terrazas, así como con la instalación de mamparas.
  • Exención total del pago de la tasa de terrazas, basura, IBI e IAE
  • Bonos y ayudas directas para la promoción del consumo, campañas de promoción turísticas, y también la reactivación del Casco Histórico con actividades que aliente la presencia de toledanos.
  • Agilizar la resolución y el pago de las ayudas dirigidas a personas físicas autónomas o personas físicas titulares de PYME y ampliar la dotación económica actual para que ningún posible beneficiario se quede sin ayuda.

 

Los datos muestran que el sector hostelero y la actividad turística son elementos centrales y motores de la actividad económica, el empleo y la identidad de Europa. Con anterioridad a la crisis, el sector de la hostelería estaba compuesto por cerca de 316.000 establecimientos, entre restaurantes, cafeterías, bares, locales de ocio nocturno y alojamientos turísticos, que en conjunto empleaban a 1,7 millones de trabajadores y trabajadoras, y tenía una facturación superior a los 123.612 millones de euros, lo que generaba una aportación del 6,2% a la economía española. Un sector en el que el 99,3% de las empresas tienen menos de 50 trabajadores y del que depende una importantísima cadena de valor, desde el mar, el campo, la industria agroalimentaria, los servicios financieros, de seguros, reformas, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *