‘Alas de México’ del escultor mexicano Jorge Marín ya luce en el Patio de Armas de la Puerta de Bisagra

Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, presentó ayer el montaje escultórico ‘Alas de México’ del reconocido escultor mexicano Jorge Marín en el Patio de Armas de la Puerta de Bisagra, una obra de proyección universal que se suma a la oferta cultural y artística de la capital  tras visitar 35 ciudades de todo el mundo.

La alcaldesa agradeció la presencia de Jorge Hernández López, director del Instituto Cultural de México en España y agregado cultural de México en España, destacando el trabajo conjunto realizado por el Ayuntamiento y la Fundación Jorge Marín, cuya directora, Elena Catalán, también estuvo en el acto, “para que este proyecto cultural recalara en la ciudad”.

“Ambos equipos han superado las dificultades impuestas por la pandemia para que por fin toledanos y visitantes podamos disfrutar de esta escultura en un entorno de gran valor patrimonial”, dijo Milagros Tolón: “El intercambio cultural ha sido desde hace siglos una seña de identidad de Toledo y esta obra viene a enriquecer esa tradición histórica de nuestra ciudad”.

PUEBLOS HERMANADOS

Para la alcaldesa, la presencia de esta escultura en la puerta principal que da a acceso a la Ciudad Histórica es un símbolo de hermandad con México asegurando que “no podían estar en otro espacio de la capital” y ha recordado que Toledo está hermanada con la ciudad mexicana de Guanajuato.  El acto ha estado amenizado con la música de la toledana Pilar Moxó que ha interpretado uno de sus temas propios, ‘Nacer’, y otro de Andrea Bocelli, ‘Alas de Libertad’.

 

ALAS MONUMENTALES

La escultura está compuesta por dos alas fabricadas en bronce de tamaño monumental, montadas en un marco de acero sobre una plataforma con estructura metálica y cemento, con tres escalones, a los que se accede para poder realizar fotografías con las alas como fondo. Con ella Jorge Marín, uno de los mayores exponentes del arte contemporáneo figurativo de México, quiere transmitir la importancia de las alas como símbolo universal de libertad, invitándonos a reconocer el valor de la migración y el intercambio cultural como factores que enriquecen las sociedades.

Han recorrido miles de kilómetros por el mundo con presencia permanente en 13 ciudades: Ciudad de México, Tel Aviv, Berlín, Singapur, Los Ángeles, San Antonio, Denver, San José, Quebec, Nagoya, Madrid, La Haya y Dubái. Su presencia en Toledo durante los próximos seis meses es una parada dentro del recorrido que hará la escultura por el continente europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *