Reabre la senda ecológica de Toledo a excepción del tramo entre el embarcadero y Santa Ana

Reabre la senda ecológica de Toledo a excepción del tramo entre el embarcadero y Santa Ana tras la inversión de más de 40.000 euros.

 

Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, ha visitado este martes la senda ecológica en el tramo comprendido entre el Baño de la Cava y la Bajada de Santa Ana, donde se ha actuado con una inversión de urgencia 40.000 euros que, también incluye otra actuación en la zona del puente de Azarquiel.

 

“Con la intervención en estos tres puntos”, ha destacado la alcaldesa, “los toledanos y las toledanas ya pueden volver a disfrutar de esta espacio medioambiental a orillas del río Tajo”, a excepción del tramo que va desde el embarcadero de piraguas a la Bajada de Santa Ana, cuya mejora y acondicionamiento se está planteando para próximas fechas al tratarse de una de las zonas que mayores daños registró en rodaderos y caminos tras la DANA del mes de septiembre.

Obras centradas en tres puntos

 

Acompañada por la concejala de Parques y Jardines, Marta Medina, la primera edil ha explicado que esta actuación de urgencia en la senda ecológica tiene como objetivo la apertura del mayor trazado posible de camino, por lo que se han arreglado las cárcavas del terreno, se han eliminado los arrastres de material, se han encachado algunas zonas, es decir, se ha pavimentado con piedra, y se ha intervenido en el pavimento terrizo adecuándolo al uso peatonal.

 

Las obras se han centrado en tres puntos: en la Bajada de Santa Ana, en las proximidades del puente del Baño de la Cava y en el entorno del aparcamiento y puente de Azarquiel. Una próxima intervención se adecentará el Paseo de Cabestreros y el tramo comprendido entre el aula de la naturaleza de la Bajada de Santa Ana y el embarcadero de piraguas.

 

Proyecto complicado realizado manualmente

 

Como ha detallado la responsable municipal, ha sido un proyecto “complicado” por la forma de actuar sobre el terreno, con zonas con bastante pendiente como los taludes, y de difícil acceso, por lo que se ha realizado mayoritariamente de manera manual.

 

Tolón ha recordado que desde el equipo de Gobierno se han movilizado 500.000 euros con carácter extraordinario para hacer frente a los daños de la DANA en los barrios más afectados, Azucaica, Santa Bárbara y el Casco Histórico, una serie de recursos que se movilizaron para recuperar la normalidad en cuanto a la movilidad urbana en el menor tiempo posible gracias a los dispositivos especiales de limpieza y mantenimiento que se activaron para las zonas afectadas.

 

La alcaldesa ha explicado que la mejora del pavimento de la calle Bajada del Barco se encuentra en su fase final, por lo que esta vía de salida del Casco Histórico abrirá al tráfico en los próximos días. Cabe recordar que las lluvias torrenciales afectaron de manera grave a esta calle, con el desprendimiento del canto rodado y la acumulación de material arrastrado por el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *