Claudia Alonso pide una solución para los vecinos de Santa Bárbara a los que se impide comprar abonos familiares para la piscina del barrio

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Toledo, Claudia Alonso, ha pedido a la alcaldesa dar una solución a las familias y vecinos de Santa Bárbara afectados por la negativa del Gobierno de Milagros Tolón a sacar a la venta abonos para la temporada de verano de la Piscina Municipal del barrio, al haber dado prioridad en la adquisición a los usuarios que se sacaron su abono el año pasado.

Así lo ha reclamado esta tarde Alonso durante el encuentro que ha mantenido, junto a la concejal Marta Cánovas, con familias y decenas de vecinos de Santa Bárbara en las inmediaciones de la piscina del barrio “para escucharles y darles voz” y ante la falta de respuesta recibida por parte del Gobierno municipal pese a las quejas que llevan expresando desde hace varios días ante una decisión que, ha dicho, vulnera la igualdad de los ciudadanos a acceder a los servicios públicos municipales.

  • Alonso hablando con vecinos en la piscina

Alonso ha considerado “un engaño de Milagros Tolón” el anuncio hace días de que salían a la venta los abonos para la piscina, cuando, según su criterio, el Ayuntamiento no podía vender más si daban prioridad a los que renovaban el del año pasado. “Se están riendo de estos vecinos”, ha denunciado la portavoz popular, criticando “la inseguridad jurídica” provocada por el Gobierno municipal y “la falta de normas claras a la hora de poner a la venta los abonos”.

“No está recogido en ningún documento aprobado por el Ayuntamiento que la existe una prioridad en la compra de abonos para aquellos que los compraron el año pasado”, ha avisado Alonso, aclarando además, “que el PP de Toledo en ningún caso ha votado algo así en ningún órgano municipal de los que tenemos representación, solo hemos aprobado las normas sanitarias y de aforos que dicta la autoridad sanitaria para las piscinas”.

Para la portavoz popular “carece de sentido” que Tolón no esté ofreciendo ninguna opción alternativa a estas familias que se han quedado sin comprar su abono, censurando que la única propuesta que les den es “comprar abonos individuales en lugar del familiar”, lo cual, “además de ser ilógico si estamos hablando de un problema de aforos”, supone “un enorme gasto para estas familias, pues pasarán de pagar algo más de 100 euros por un abono familiar, a más de 350 para una familia de cuatro miembros”.

Asimismo, Alonso ha pedido al Gobierno municipal que aclare “si tras las primeras protestas, se está llamado desde el Ayuntamiento a vecinos del barrio de forma discrecional para ofrecerles los abonos que no sacan a la venta sin que sepamos muy bien en base a qué criterios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *