Gálvez se prepara para celebrar sus tradicionales “Arcos”

Esta Semana Santa el Ayuntamiento de Gálvez ha preparado, entre otras actividades, una Exposición Fotográfica sobre la Semana Santa de Gálvez, destacando en ella la particularidad de “los Arcos” del Domingo de Resurrección, una tradición única que la localidad conserva y potencia a través de los “quintos” de Gálvez.

La exposición estará abierta durante toda la semana en el antiguo hogar del pensionista y expondrá más de 200 instantáneas sobre la Semana Santa, la Dolorosa, el Resucitado, los Quintos, “los arcos”, el “judas”, peculiaridades éstas últimas que conforman la tradición de esta localidad toledana. Gran parte de las fotografías han sido copias duplicadas de las que los vecinos de la localidad han hecho llegar al Ayuntamiento, algunas de ellas, con más de 70 años de antigüedad.

Pero la Semana Santa se presenta como una cita muy especial para los vecinos y vecinas del municipio, ya que es seña de identidad y de tradición por particularidades como “los arcos”.

“Los Arcos”

“Los Arcos” son un habitáculo realizado por los quintos de Gálvez, con maderos y engalanados con Romero. Los quintos se desplazan al campo de los alrededores el sábado previo al domingo de Resurrección en tractores en busca del romero, que en esta época del año ya está verde y floreciendo.

El sitio de levantar “los Arcos” ha variado a lo largo de los tiempos, aunque es desde 2009 cuando se levantan en el corazón del pueblo, en la plaza del Ayuntamiento.

Los quintos descargarán el romero y se dispondrán a vestir con él los maderos que cede el Ayuntamiento. La estructura se hace con seis palos de aproximadamente 6 metros y se coronan con ramas de encina y las banderas de España y Gálvez. Prosigue la construcción colocando otros maderos más pequeños de aproximadamente 2,5 metros uniendo cada uno de los maderos verticales. Al alba, las madres y familiares de los quintos van llegando a los Arcos y los engalanan con mantones, mantillas, sábanas y pendones formando un bello espectáculo visual de color que se mezclan con los olores del romero y otras plantas típicas de los Montes de Toledo. Con los arcos “vestidos”, sobre las 15:00 horas del Domingo de Resurrección se producirá -tras la celebración de la santa Misa- el esperado encuentro entre el Resucitado y su Madre dentro del habitáculo de “los arcos”

La quema del Judas por los “quintos”

Tras el Encuentro se “desvestirán” los “Arcos” y se procederá a un segundo paso del ritual del Domingo de Resurrección, que es “explotar al Judas”. Como en otras localidades, toledanas, ese muñeco o pelele será quemado en los Arcos, simbolizando al traidor Judas, que “vendió” a Cristo.

De nuevo los quintos toman un verdadero protagonismo en la quema del Judas, respondiendo a una tradición que no se ha perdido en Gálvez a pesar de la desaparición de la mili obligatoria en España, fiel reflejo de la conservación de las tradiciones de la localidad, adaptadas a los tiempos actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.