El PSOE-Toledo pide al Pleno una defensa sin fisuras del Tajo

El PSOE-Toledo pide al Pleno una defensa sin fisuras del Tajo y el rechazo de estrategias políticas para perpetuar el trasvase.

 

El Grupo Municipal Socialista pedirá el próximo jueves 20 de mayo en el Pleno del Ayuntamiento de Toledo el rechazo de la Corporación municipal a la declaración institucional impulsada por los presidentes autonómicos de Murcia y Andalucía en defensa del trasvase.

 

Según mantiene la portavoz del equipo de Gobierno y concejala de Servicios Medioambientales, Noelia de la Cruz, se trata de “expresar el apoyo firme y decidido en la lucha contra el trasvase del Tajo-Segura al entender que se trata de un sistema obsoleto y caduco y demostrar el compromiso férreo e inequívoco de Toledo con el Tajo y con los intereses de los municipios ribereños”.

 

En estos términos, la moción del PSOE incluirá un llamamiento al resto de grupos políticos que integran la Corporación para “que no se pongan de perfil” en este asunto de ciudad que afecta sobremanera a la capital regional y también a numerosos municipios ribereños que llevan 42 años soportando un trasvase que “genera desarrollo económico, social y medio ambiental al Levante a costa de minar la salud del Tajo y nuestras posibilidades de crecimiento”.

Alcaldesa comprometida con el Tajo

 

En este asunto, tal y como recuerda el Grupo Municipal Socialista, en los últimos años Toledo ha contado con una alcaldesa que ha mantenido “una postura firme, decidida y comprometida con el río Tajo desde que llegara a la Alcaldía en el año 2015 entendiendo que se trata de defender a nuestro patrimonio, combatir el trato que el río ha recibido durante décadas y generar conciencia en torno a su recuperación propiciando que los toledanos vivan de cara al río”.

 

Fruto de este compromiso con el río, el Gobierno de Milagros Tolón impulsó la creación del Consejo del Pacto de la Ciudad de Toledo por el Tajo bajo la premisa de oponerse a más agresiones. Lejos de algunos “titubeos” que han mantenido otros partidos en el Consistorio, “a lo largo de estos años la  posición del Gobierno local ha sido clara, contundente e inequívoca, al igual que el trabajo realizado en el seno del Consejo del Pacto de la Ciudad de Toledo por el Tajo”.

 

Y es que, tal y como recuerda De la Cruz, en el marco de este organismo se han elaborado dos documentos y alegaciones que el Ayuntamiento ha aportado para su debate y participación reglada en el proceso de reorganización de la gestión del Tajo en el seno de la Confederación Hidrográfica del Tajo y del Ministerio para la Transición Ecológica, a los que se han adjuntado las sentencias del Tribunal Supremo que abogan por caudales ecológicos, frente a caudales mínimos, con el objetivo de alcanzar una regeneración natural del río.

Unidad para defender el río

Así las cosas, y ante la reciente alianza de los Gobiernos de Andalucía a favor del trasvase Tajo-Segura a propósito de la introducción de modificaciones legales que plantea el Gobierno central sobre el agua que podrá cederse a la cuenca del Segura, el Grupo Municipal Socialista apuesta por la unidad frente a quienes tratar de perpetuar esta agresión medioambiental y contraria al desarrollo de la cuenca cedente.

 

Los cambios que se prevén por parte del Gobierno central “vienen a arrojar luz en su apuesta por la recuperación del río y una gestión fluvial más equitativa y justa” y es que, para el Grupo Municipal Socialista, por primera vez, los toledanos y municipios ribereños apreciamos un cambio de tendencia en la política trasvasista española y una sensibilidad que nada tiene que ver con el sinsentido y la traición consumada por el PP con su famoso memorándum que obligaba a trasvasar agua a Levante por encima de cualquier circunstancia.

 

El Ministerio para la Transición Ecológica tiene previstas sendas modificaciones sobre el trasvase. De un lado, la modificación de las reglas de explotación, en el nivel 2, mediante la cual se propone reducir de 38 a 27 hectómetros cúbicos mensuales cuando los pantanos de cabecera estén por debajo de los 1.300 hectómetros cúbicos, esto es, al 35 por ciento de su capacidad, y de otro, el Plan Hidrológico del Tajo cuya aprobación se prevé para abril de 2022 y que incluirá caudales ecológicos que limitarán la cantidad de agua a trasvasar.

No es insolidaridad

 

Por todo ello, “alegar, hoy por hoy, falta de solidaridad para criticar el ‘no al trasvase’ no deja de ser una falacia, especialmente si atendemos a un hecho: Muchas de las zonas del Levante a las que llega el agua del Tajo trasvasada cuentan ya con una red de plantas desalinizadoras en previsión de sequías. Por ello, acometer una nueva planificación que termine con una política trasvasista obsoleta y abusiva que ha expoliado y esquilmado el río Tajo no deja de ser urgente”, ha finalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *