La Marea de Residencias de Castilla La Mancha se manifiesta por la situación actual

La Marea de Residencias de Castilla La Mancha se manifiesta por la situación actual. Hoy día 28 de junio, a las 12.00 hrs, diversos colectivos y personas integrados en la convocatoria realizada por Marea de Residencias Castilla La Mancha se han manifestado en la plaza de Zocodover (Toledo) para denunciar la actual situación de las residencias en la Comunidad.

 

Su objetivo ha sido el de exigir una Ley de Residencias Estatal y un cambio de modelo en la gestión, anteponiendo los intereses de las personas a los beneficios de las empresas, erradicando la precariedad laboral y apostando por la promoción de la autonomía personal y un modelo de atención centrado en la persona.

Comunicado:

 

 

“Denunciamos la situación de las residencias en Castilla-La Mancha.

 

La pandemia ha puestode manifiesto la precaria situación de las residencias y Castilla-La Mancha ha sido la cuarta comunidad autónoma en número fallecidos en los centros. El caso de la residencia Elder de Tomelloso es una desgraciada muestra.

 

Por eso estamos aquí, no solo para denunciar el pasado sino para denunciar el presente: la inacción de la Consejería de Bienestar Social ante lo sucedido. Sin cambios legislativos ni medidas proactivas que mejoren la situación de los centros. Ningún plan de acción.

 

Centros que no proporcionan un cuidado digno de las personas por la precariedad laboral de los trabajadores. Trabajadores sometidos a jornadas con una carga de trabajo imposible por el número de residentes a los que tienen que atender, que solo les permite realizar las actividades básicas de la vida diaria con prisas, tiempos pautados y sin medios. Falta de personal que provoca estrés, ansiedad y lesiones en las plantillas”.

 

O las lesiones de los propios residentes, por caídas, debido a que el número de trabajadores no es el adecuado para la tarea que realizan en el caso de las transferencias. Los trabajadores NO son los responsables, es el sistema. Un sistema y estructura basados en el máximo beneficio de las empresas privadas y el mínimo gasto en los centros públicos.

 

La Comunidad de Castilla-La Mancha está articulada en un sistema de asistencia basado en el negocio y no en un Modelo de Atención Centrado en la Persona.

[…]

Denuciamos la ineficacia de las inspecciones de la Consejería de Bienestar Social. Inspecciones que ‘hacen la vista gorda’ ante incumplimientos flagrantes y básicos de las instalaciones, servicios y atención al usuario. Inspecciones que se realizan para ‘cumplir el expediente’ atendiendo a indicadores cuantitativos obsoletos para cubrir las estadísticas.

 

Denunciamos las Resoluciones que desde la Consejería de Sanidad se vienen publicando en la gestión de la pandemia para proteger la salud de los residentes. Resoluciones que a estas alturas e ignorando las publicaciones especializadas que alertan sobre el nefasto impacto del aislamiento en los residentes siguen incidiendo en esta medida. El aislamiento ha traido más deterioro cognitivo, mayor deterioro físico y en la actualidad la norma sigue apuntando en este sentido como medio para proteger a las personas. Resoluciones que dejan al árbitrio de los disrectores de centros el régimen de visitas y por ende la implementación de derechos fundamentales como la libre circulación, la no discriminación y el derecho a mantener las relaciones familiares y la vida privada.

 

Por todo lo expuesto desde Marea de Residencias Castilla-La Mancha exigimos:

 

  • Residencias Públicas de calidad de acuerdo al modelo de Atención Centrado en la Persona.
  • Trato Digno y no discriminatorio de las personas ingresadas en centros residenciales.
  • Una Ley Estatal de Residencias”.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *