15.716 beneficiarios y 18.413 prestaciones y servicios del Sistema de Atención a la Dependencia

Según los datos del IMSERSO correspondientes al mes de diciembre de 2020, la provincia de Toledo cuenta con un total de 15.716 beneficiarios activos al Sistema de Atención a la Dependencia, lo que supone un 81,48% por ciento más del número que había en julio de 2015.

Así lo ha avanzaba el delegado provincial de Bienestar Social, Francisco Armenta, que subrayaba que “el esfuerzo que está realizando el Gobierno de Castilla-La Mancha para agilizar la gestión dela Atención a la dependencia en la provincia desde julio de 2015, un esfuerzo que se traduce en que se ha pasado de las cerca de 8.000 personas en lista de espera a las 1.676 personas en el mes de diciembre del pasado año, una reducción superior al 78 por ciento en la provincia”.

Armenta ha indicado que “desde la Consejería de Bienestar Social continuamos trabajando para mejorar y agilizar el Sistema de Dependencia”. Ha señalado que “el Gobierno regional está trabajando en el desarrollo de un Plan de Agilización de este Sistema. Esto nos permitirá acelerar la incorporación de personas al Sistema de Dependencia con el objetivo de mejorar el bienestar de las personas en la región”.

Así, Armenta incidía en que, tal y como adelantó la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, “estamos promoviendo un modelo de valoración profesional; de modo que las valoraciones del Sistema de Dependencia se pueden realizar mediante la valoración de los informes especializados de los profesionales sanitarios y sociales, cuando las personas se encuentran en una situación grave, sin necesidad de que los valoradores se tengan que desplazar a los domicilios”.

 

Incremento de las prestaciones y servicios a las personas dependientes

En cuanto al balance de los datos del Sistema de Dependencia en la provincia de Toledo, el delegado provincial de Bienestar Social ha aseverado que “estamos consolidando el Sistema de Dependencia como una garantía de los derechos de las personas con dependencia”, ha dicho Armenta.

El delegado provincial de Bienestar Social ha indicado que “hemos cerrado diciembre de 2020 con un total de 18.413 prestaciones y servicios. Esto supone cerca de un 74 por ciento más de las 10.776 prestaciones en julio de 2015.

Armenta ha destacado los 1.986 beneficiarios del servicio de Prevención de la Dependencia y Promoción de la Autonomía Personal. Esto es, un incremento del 448,6 por ciento respecto a julio de 2015; los 2.657 usuarios de teleasistencia, un 191 por ciento más que en julio de 2015; los 4.204 de ayuda a domicilio, un 148,4 por ciento más; y las prestaciones económicas vinculadas a un servicio que ascienden a 2.948, lo que supone un 273,6 por ciento más que en julio de 2015.

“Estos datos no son simples cifras, sino que representan el esfuerzo por atender a más personas dependientes y atenderlas mejor”, ha concluido Armenta. “Este empeño es una prioridad para el Gobierno castellano-manchego con el fin de dar respuestas a las necesidades de las personas” Añadía Armenta..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *