Balance muy positivo de la Semana Grande del Corpus

Balance muy positivo de la Semana Grande del Corpus. El Corpus 2021 ha supuesto el regreso a Toledo del olor a tomillo, respeto a la tradición, a los gigantones y a la tarasca en una edición marcada por las emociones y el recuerdo junto con la vuelta de los turistas a la ciudad.

 

Toledo ha vivido 10 días de celebración de su fiesta grande, han tenido lugar diferentes actos tanto religiosos como culturales, musicales y deportivos dentro de 8 espacios diferentes con 27 actuaciones que, cumpliendo todas las medidas de sanidad, congregaron más de 5.500 asistentes.

 

Un Corpus simple, sencillo y adaptado a las circunstancias actuales que vivimos pero que marca el camino de la esperanza a la normalidad. Lo más importante es el protagonismo del sentimiento del toledanismo con sus ciudadanos y su ciudad.

 

El Corpus ha supuesto volver otra vez a una decoración floral completa para todo Toledo, una exposición fotográfica de momentos anteriores del Corpus y el regreso a las calles de Toledo que amanecieron con 30 metros cúbicos· de Tomillo.

 

Como siempre los fuegos artificiales y las bombas de honor al Corpus daban color y alegría a las calles de la ciudad. El retorno de la tarasca, que se ha revelado como protagonista de las redes sociales como un símbolo del sentimiento toledano.

 

Este programa ha estado aderezado con las obras del Teatro de Rojas y las actividades más juveniles.

 

Una programación plural, democrática e inclusiva satisfechos además por la colaboración mostrada por los ciudadanos y que marca un momento de inflexión para el optimismo de cara al futuro gracias a la llegada de turistas a la ciudad para la celebración de este Corpus.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.