jueves, abril 25, 2024
Actualidad

IU Toledo exige al gobierno municipal recupere el proyecto de implantación de Zonas de Baja Emisión(ZBE)

Desde el grupo municipal de Izquierda Unida – Podemos en el Ayuntamiento de Toledo han pedido al gobierno local que recupere el proyecto, desistido en la Junta de Gobierno Local del 15 de junio de 2023 por falta de ofertas en la licitación, solo se presentó una, por el que se deberán implantar en la ciudad todos los elementos e instrumentos necesarios que conforman las Zonas de Baja Emisión de Toledo (ZBE).

“Las estaciones medidoras, las nuevas cámaras y el resto de elementos que formarían parte de este proyecto, son fundamentales para estar informados dónde hay exceso de emisión y poder proponer así medidas correctoras medioambientales que tendrán que ser debatidas en el marco del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), olvidado también desde noviembre de 2021, para garantizar ser eficaces en la lucha contra el cambio climático en la ciudad de Toledo”, ha declarado Txema Fernández, portavoz municipal.

En abril de 2023 se iniciaba un proceso de licitación para la ejecución del proyecto de las ZBE por un importe de 3,5 millones de euros subvencionado con fondos europeos. Solo se presentó una empresa y por transparencia se recomendó la paralización. “Se debería valorar la fórmula empleada en otras ocasiones de invitar desde el Consistorio a diferentes empresas a que hagan una oferta para la adjudicación de un servicio y así poder salvar ese reparo. Pero lo que es realmente imprescindible su ejecución de la forma más urgente posible”, ha manifestado Fernández.

Debemos usar los fondos Next Generation como pilar esencial para un cambio de modelo de ciudad. “No servirían de nada esos fondos si además de recuperarnos y hacernos más resistentes para futuras crisis, no sirvieran para iniciar el cambio del modelo en la movilidad y buscar el mejor instrumento para luchar contra el cambio climático que se está haciendo tan evidente en la ciudad de Toledo y en el planeta. No podemos seguir mirando a otro lado negando hechos y no usar todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance, sobre todo si vienen financiados con más de 3 millones de euros”, ha continuado Txema Fernández.

“Estas ZBE desde enero de 2023 no son un capricho, sino que forma parte de forma parte de la Ley de Cambio Climático, que es tan de obligado cumplimiento como el resto del aparato legal del país, en base a la cual se establece, por ejemplo, que los coches con etiqueta B tengan limitaciones de acceso y aparcamiento en más de 150 ciudades, entre ellas Toledo. Esperemos que no se escuden en ningún discurso negacionista para buscar las soluciones administrativas de este problema”, ha concluido Txema Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *