Milagros Tolón anuncia un espacio para la cultura en el Corral de Don Diego

Milagros Tolón anuncia un espacio para la cultura en el Corral de Don Diego que ejerza de punto de encuentro y la recuperación del Salón Rico.

 

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha visitado este martes el Corral de Don Diego y los espacios que forman parte de este enclave patrimonial del Casco Histórico, donde destaca el edificio medieval conocido como el Salón Rico.

 

Acompañada por el gerente del Consorcio de la Ciudad, Jesús Corroto, y por el arqueólogo municipal, Antonio Gómez, así como por el concejal de Cultura y Patrimonio Histórico, Teo García, la alcaldesa ha anunciado unas jornadas ‘Abierto por obras’ para que el próximo mes de octubre la ciudadanía conozca el inicio del proyecto que convertirá esta zona en un espacio para el encuentro, la cultura y la artesanía, además de contemplar viviendas y un nuevo eje peatonal que comunicará con el Teatro Municipal de Rojas y la Cuesta de la Mona.

 

400.000 euros en el Salón Rico

 

Como ya avanzó en el Debate del Estado de la Ciudad, Milagros Tolón ha comprometido 400.000 euros para intervenir en el Salón Rico y recuperar este cubo arquitectónico y los elementos patrimoniales que lo conforman, como las yeserías originales o el artesonado con policromías de la época, un proyecto que cuenta con el impulso del Consorcio de la Ciudad de Toledo, del que la alcaldesa es presidenta.

 

En la visita de este martes, la alcaldesa ha compartido con los medios las directrices de la intervención que recuperará el Corral de Don Diego como ágora que aportará al Casco Histórico un “nuevo espacio vivo” en el que además de un anfiteatro se habilitarán viviendas para uso residencial en el inmueble de titularidad pública que levantó la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda y locales destinados a emprendedores y pequeños empresarios que trabajen productos de la zona y artesanía.

 

Nuevo eje peatonal

 

Asimismo, como ha destacado la responsable municipal, con la apertura del Corral de Don Diego y la puesta en valor del Salón Rico y del patrimonio arqueológico que atesora este espacio, el Casco Histórico va a sumar un nuevo eje peatonal que comunicará el entorno del Alcázar y la plaza del Horno de la Magdalena, así como la calle Trastamara y el propio Corral de Don Diego con el Teatro Municipal de Rojas y la plaza Mayor, ya que el proyecto contempla la apertura de un acceso peatonal directo al corral desde la Cuesta de la Mona.

 

Milagros Tolón ha explicado la complejidad del proyecto, que se remonta a años atrás, ya que la titularidad de cada uno de los inmuebles que conforman el entorno del Salón Rico pertenece a una institución pública o a propietarios privados, lo que ha dificultado el inicio de las obras que han comenzado esta semana con el desbroce y limpieza de la zona, y continuarán con el adecentamiento del espacio con el objetivo puesto en la jornada ‘Abierto por obras’ del mes de octubre.

 

Intervención arqueológica

 

“Es incomprensible que este espacio en el centro y corazón del Casco Histórico esté cerrado, es el momento de recuperarlo y ponerlo a disposición de la ciudadanía”, ha dicho la alcaldesa, convencida de que una vez iniciada la intervención arqueológica prevista “nos encontraremos con hallazgos importantes, muy importantes, para la ciudad y para su historia”.

 

En este sentido, Antonio Gómez, arqueólogo municipal, ha destacado que el Salón Rico “es uno de los edificios medievales más importantes de la ciudad, en estos momentos nos encontramos agrupando toda la información que conocemos de este espacio y de estos edificios en un solo plano para entender el funcionamiento de este inmueble a lo largo de la historia”, ha comentado, para añadir que con esta labor de información y datos “vamos a poder explicar qué fue y cómo ha llegado a nuestros días el Salón Rico y su entorno, es un proyecto muy bonito”.

 

Espacio urbano de encuentro y convivencia

 

Por su parte, Jesús Corroto desde el Consorcio ha comentado que se trata de una intervención global que será posible gracias al Ayuntamiento de Toledo y al interés de las entidades consorciadas, como son el Gobierno de España, la Junta de Comunidades y la Diputación Provincial.

 

“La ciudad tiene que tener vida, y esa es la premisa de este proyecto, recuperar un espacio con viviendas, locales para el comercio de proximidad y un espacio urbano de encuentro y convivencia, de arte cultura y artesanía”, ha dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *