Mujeres en modo ON para víctimas de violencia de género con discapacidades

Mujeres en modo ON para víctimas de violencia de género con discapacidades, es una iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Toledo.

Este martes se ha producido la clausura del encuentro “Mujeres en modo ON VG”, acogido por la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) en Castilla-La Mancha con la participación de entidades y personas vinculadas a este proyecto promovido por Inserta Empleo y Fundación ONCE.

Recuperar el control de su vida

La iniciativa está cofinanciada por el Fondo Social Europeo y la Fundación ONCE y tiene como objetivo acompañar a la mujer con discapacidad víctima de la violencia de género en el proceso de recuperación del control de su vida a través del empleo y el emprendimiento.

La concejala de Igualdad, Servicios Sociales y Personas con Discapacidad en el Consistorio, Ana Belén Abellán, ha destacado en su alocución el papel que, a nivel local, desempeña el Centro de la Mujer “para cualquier mujer que tenga un conflicto por el hecho de ser mujer y es que la interacción entre los diferentes recursos y las sinergias que puedan salir de estos foros, sin duda, mejorará la vida de muchas mujeres toledanas que requieren de nuestro esfuerzo y compromiso”.

Según el estudio ‘Mujer, discapacidad y violencia de género’, de la Delegación del Gobierno en 2020, las mujeres con discapacidad experimentan múltiples situaciones de desigualdad por el hecho de ser mujeres, pero también por su situación de discapacidad. La prevalencia de la violencia de género en cualquiera de sus formas es más elevada entre las mujeres con discapacidad acreditada igual o superior al 33 por ciento que en las mujeres sin discapacidad.

Las mujeres con discapacidad experimentan múltiples situaciones de desigualdad por el hecho de ser mujeres, pero también por su situación de discapacidad. La prevalencia de la violencia de género en cualquiera de sus formas es más elevada entre las mujeres con discapacidad acreditada igual o superior al 33 por ciento que en las mujeres sin discapacidad.

Enfrentarse además a otra serie de barreras

Abellán ha incidido en que las mujeres con discapacidad que están sufriendo una situación de violencia “se enfrentan a una serie de barreras, además de las que pueden compartir con el resto de las mujeres”. Por un lado, ha mantenido, a una autoestima mermada y deteriorada, falta de información y dificultad para acceder a los recursos formales frente a la violencia de género, la poca credibilidad que tienen cuando deciden desvelar su situación, la perpetuación del amor romántico con el miedo a perder a su agresor que además es de quien depende, en muchos casos y, por último, la imposibilidad de defenderse físicamente del agresor.

A ello se le suma, ha añadido la edil,  la falta de concienciación y de estereotipos nocivos por parte de los y las profesionales que las atienden cuando emprenden el proceso de denuncia o solicitan ayuda.

Recursos municipales

La concejala de Servicios Sociales ha puesto en valor a los y las profesionales que prestan servicio, a nivel local, en el Centro de la Mujer y la Casa de Acogida donde “se ofrece toda la ayuda que está en nuestras manos”.

Además, el Gobierno local promueve también la inserción socio laboral a través de iniciativas tales como el Plan de Empleo municipal en las que existe un cupo que prioriza a las personas con discapacidad “que tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento y que se encuentren desempleadas o inscritas como demandantes de empleo”, al igual que aquellas que tengan la condición de víctimas de violencia de género”.

“Es obligatorio para el conjunto de la sociedad gritar el fin de la violencia de género, visibilizar el daño a los hijos e hijas y alzar la voz para alcanzar el fin de la lacra machista”, ha finalizado.

Sensibilizar a la sociedad y a las instituciones

A través de un programa de intervención con el que identifican las necesidades específicas de cada persona, la propuesta “Mujeres en modo ON VG” busca el retorno al mundo laboral de estas mujeres a través de las profesionales Compass que están especialmente preparadas para diseñar planes de entrenamiento y refuerzo personal.

Esta jornada ha sido inaugurada por la directora del Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha, Pilar Callado; la secretaria general y directora de Transformación y Excelencia de Fundación ONCE y secretaria general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo; y el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, Carlos Javier Hernández Yebra; con la presencia de la vicepresidenta de Igualdad, Recursos Humanos, Cultura Institucional e Inclusión Digital de la ONCE, Patricia Sanz; y el director regional de Inserta Empleo en Castilla-La Mancha, Carlos Hermida.

A continuación, ha tenido lugar una mesa redonda en la que han participado la presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Mundo Rural (Afammer), Carmen Quintanilla; el director de Comunicación y Relaciones Institucionales de El Corte Inglés, Víctor Javier Hernández; la coordinadora del Centro de la Mujer de Toledo, Paula Baeza; y el gerente del Cermi Castilla-La Mancha, José Antonio Romero, a la que ha seguido una segunda mesa con testimonios de mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *