domingo, febrero 25, 2024
Actualidad

“El acuerdo clave que Primero Toledo va a poner sobre la mesa esta legislatura para hablar con nosotros es el río Tajo”

“El acuerdo clave que Primero Toledo va a poner sobre la mesa esta legislatura para hablar con nosotros es el río Tajo”. Julio Comendador ha sido una de las grandes sorpresas de la campaña, al entrar en diferentes quinielas como uno de los grupos políticos clave de la próxima legislatura.

Al frente de la agrupación de electores Primero Toledo, el exconcejal de Ciudadanos entiende que con equipo de profesionales alejados de las directrices de la política nacional se puede ser más eficaz a la hora de gestionar los retos que Toledo tiene por delante.

—-

Contra todo pronóstico, la campaña electoral ha contado con seis formaciones políticas fuertes, cinco en forma de partidos y coaliciones, y una última, Primero Toledo, como agrupación de electores. ¿Esperaba esa buena acogida que ha tenido durante esta fase de presentación, escucha y propuestas?

Me limité a escuchar lo que me pedían buena parte de los toledanos, que era buscar una fórmula, alejada del funcionamiento de los partidos políticos, que fuese eficaz a la hora de gestionar los retos que Toledo tiene por delante. Y esta fórmula de agrupación electoral, que ha estado en la ley desde los inicios de la democracia, daba respuesta a esa demanda. Así que sí esperaba el respaldo inicial de muchos, pero reconozco que me sorprende lo rápido que ha calado en el resto de la sociedad toledana en apenas dos meses.

Entre las grandes líneas de trabajo de Primero Toledo, aparte de primar la capital regional frente a los intereses partidistas, está dar solución a los problemas históricos de la ciudad, como la relación entre turismo y habitantes del Casco, invertir en la Vega Baja y el patrimonio, modernizar las instalaciones deportivas…

Yo añadiría poner por delante a las personas más vulnerables donde incluimos a nuestros mayores y a los jóvenes que, aunque muchos de ellos sepan valerse por sí mismos, necesitan que la administración más cercana, la local, no les deje solos en cuanto a opciones de vivienda y ofrecerles oportunidades para que se puedan sentir realizados como personas. A partir de ahí, se puede diseñar el modelo de ciudad que los de Primero Toledo compartimos en las líneas de trabajo que comentas.

Queremos poner por delante a las personas más vulnerables donde incluimos a nuestros mayores y a los jóvenes que, aunque muchos de ellos sepan valerse por sí mismos, necesitan que la administración más cercana, la local, no les deje solos en cuanto a opciones de vivienda y ofrecerles oportunidades para que se puedan sentir realizados como personas.

El Tajo es una de sus grandes preocupaciones, Julio, compartida evidentemente por la práctica totalidad de la ciudadanía. ¿Cómo cree que deberíamos afrontar su problemática a nivel de caudal y contaminación en los años venideros, bien sea ante las Administraciones públicas o las CC. AA. adyacentes?

Pues siendo conscientes de que es uno de los mayores problemas medioambientales que tiene Europa, por lo que hay que empezar por llamar la atención del Parlamento Europeo en esta cuestión. Luego habrá que bajar al Estado, decir basta ante la situación del Trasvase Tajo-Segura y gestionar desde lo local con control de vertidos incontrolados -que no se está haciendo- y buscando formas de dar vida al Tajo. Porque esto es uno de los retos pendientes que los políticos que nos han gobernado en Toledo han descuidado: la ciudad necesita vivir mirando al río. Ese es el gran salto que Toledo lleva esperando mucho tiempo.

En relación a los barrios de Palomarejos, Santa Bárbara o Santa Teresa propone Centros Comerciales de Barrio para fomentar la compra en el comercio local, así como la figura del agente municipal de barrio. Una clara apuesta por la cercanía. ¿Qué déficits ve en este sentido en los barrios periféricos?

Aquí cada barrio parece que le toca hacer la vida por su cuenta porque no hay una administración local que dé soluciones al Toledo tan disperso que tenemos con políticas públicas eficaces. Falta ganas de gestionar y no tanto politiqueo, como nos habrán oído decir muchas veces. Cada barrio necesita tener la referencia de una persona del Ayuntamiento -lo que llamamos “agentes”- que esté al día de su problemática particular. Es la forma más eficaz de fomentar la participación y la transparencia con los vecinos, que es otra de nuestras líneas de trabajo. Y hay que cuidar a nuestros barrios comerciales con medidas valientes como la que proponemos de hacer “centros comerciales de barrio” en determinadas horas y días de la semana controlando, incluso, el tránsito de vehículos.

La movilidad es un gran problema de las ciudades contemporáneas. Primero Toledo apuesta por crear intercambiadores para agilizar el tráfico entre los barrios y evitar su dispersión, ¿dónde y cómo van a enfocar este asunto?

Justo en las tres entradas a Toledo desde Madrid, Torrijos y Nambroca. Hay que dejar la ciudad preparada con unos espacios en los que se favorezca el intercambio de transporte entre vehículo privado, autobús, taxi, bicicleta, etc. Eso no cuesta apenas dinero porque Toledo no necesita grandes infraestructuras de intercambiadores como los que vemos en Madrid. Eso sí, irían conectados con un gran intercambiador central que es el de la zona de Safont donde confluyen las estaciones de autobús y tren, así como el remonte mecánico a Zocodover.

En cuanto a cultura, ya han desgranado su pretensión de potenciar el Festival Internacional de las Tres Culturas como cita anual. ¿Puede ser el hecho diferenciador de la cultura en Toledo?

Toledo necesita dar el salto en cultura que nos proyecte internacionalmente porque no lo tenemos. Y el ejemplo de cómo ha pasado la conmemoración del VIII centenario del nacimiento del gran personaje de Alfonso X es un ejemplo. Hay que darle una buena vuelta a este tema contando con quien más sabe de cultura en Toledo y quien está dispuesto a romper moldes de una vez en esta ciudad, y este Festival Internacional que proponemos acerca de lo que nos diferencia, la ciudad de las Tres Culturas, es una gran oportunidad.

¿Tiene en este final de campaña alguna propuesta definitiva que decante hacia su papeleta a aquellos votantes que duden hasta el final? ¿Qué les diría para convencerles en su voto?

Que no vale quejarse de que Toledo no da un paso al frente como merece en las líneas de trabajo que hemos ido repasando, desde el río Tajo a la cultura, para luego seguir votando a los partidos políticos de siempre. Por primera vez en la historia de la ciudad, hay un grupo de profesionales en todos los ámbitos de gestión que necesita un gobierno municipal que están dispuestos a dar lo mejor de sí por Toledo. Nos merecemos una oportunidad en forma de voto, y estamos abiertos a que nuestros vecinos fiscalicen nuestra gestión en los próximos cuatro años. Pero antes hay que votar a Primero Toledo.

No vale quejarse de que Toledo no da un paso al frente como merece en las líneas de trabajo que hemos ido repasando, desde el río Tajo a la cultura, para luego seguir votando a los partidos políticos de siempre. Por primera vez en la historia de la ciudad, hay un grupo de profesionales en todos los ámbitos de gestión que necesita un gobierno municipal que están dispuestos a dar lo mejor de sí por Toledo.

¿Hay sitio en Toledo para dos papeletas de centro? ¿Cómo está siendo el desarrollo de la campaña en los espacios comunes o de tejido asociativo que haya podido compartir con Ciudadanos, su expartido?

Aquí tengo que volver a aclarar que esto no es un partido político. Para dar este paso tuve que renunciar prácticamente a todo. Quizá lo fácil hubiese sido montar un partido local y haberme quedado como concejal y diputado no adscrito cobrando un sueldo, pero los que me conocéis sabéis que intento predicar con el ejemplo. Con Ciudadanos he sido leal hasta el último momento, aunque entiendo que a los que fueron mis compañeros no les haya gustado que haya aparecido una opción política rompedora y novedosa como ésta en un momento en el que a este partido no le queda apenas nada de lo que fue en los tiempos de Albert Rivera.

¿Qué le llevó a su salida del mismo, y a dar un paso adelante en su compromiso con las vecinas y vecinos? ¿En qué momento entendió que ya no era su sitio?

Vuelvo a la pregunta con la que empezábamos. Yo tengo un compromiso pendiente con esta ciudad. Por mi formación de urbanista y politólogo, y mi experiencia en política local, consideraba que tenía mucho que aportar a desenmarañar los problemas que tiene Toledo y que nadie se ha atrevido dar solución en los últimos años. Para eso esta ciudad necesita que en el Ayuntamiento entren personas bajo una fórmula que no sea un partido político, que pueda tomar decisiones con libertad, sin que le estén censurando desde una sede nacional en Madrid.

Yo tengo un compromiso pendiente con esta ciudad. Por mi formación de urbanista y politólogo, y mi experiencia en política local, consideraba que tenía mucho que aportar a desenmarañar los problemas que tiene Toledo y que nadie se ha atrevido dar solución en los últimos años.

Eso sí, no era cuestión de ponerme cabezón, para sacar este proyecto adelante. Necesitaba a un equipo de profesionales que me acompañaran en esta aventura como Laura García García-Tapetado, José Luis Serrano, Mari Paz García Butenegro, Antonio Puerto, etc. Me tomé un café con ellos, o varios, entre finales de febrero y principios de marzo, y pudimos presentarnos como un equipo, algo que era fundamental.

Su agrupación de electores consiguió reunir 1650 firmas el día de su presentación y en 2019 el último concejal socialista entró con 1600 votos. ¿Se muestra esperanzado ahora que afrontamos la recta final de la campaña?

Dejamos de llevar firmas al Ayuntamiento cuando nos dijeron que ya eran suficientes, puesto que la ley pide 1500 firmas para una ciudad como Toledo. No fue nada fácil esta gestión por las dificultades administrativas que este proceso conlleva en el que hay incluir copia del DNI. Aún así llegamos a contabilizar 2589 que son el mejor aval que este proyecto cuenta para asegurarse un respaldo social suficiente para entrar en el Ayuntamiento. Por lo tanto esperanzas muchas, aunque quedamos en manos del voto de nuestros paisanos que hayan entendido que este es el proyecto de la ilusión y el talento que tanta falta nos hace.

Aunque ha sido la legislatura dura en términos sociosanitarios y medioambientales. Aún así en la segunda mitad de la misma a la actual alcaldesa le ha dado tiempo a esbozar las líneas maestras de su proyecto a futuro y algunas son potentes. ¿Con qué concuerda más del mismo y con qué está más en desacuerdo? Teniendo las manos más libres para negociar independientemente de la política nacional, ¿cuáles serían sus acuerdos clave en la próxima legislatura si como le señalan sus previsiones, Primero Toledo se convierte en uno de los partidos clave de Toledo para los próximos cuatro años?

De todos los anuncios, aunque ha tenido 8 años para haber empezado a gestionar alguno en vez de aprovechar el último mes antes de la campaña para bombardearnos con propaganda política de la que estamos tan cansados, me quedo con que hay que hacer un nuevo Palomarejos, para un urbanista como yo, el hecho de que este barrio haya tocado fondo al irse el hospital, tiene que convertirse en una oportunidad. Lo que no comparto con la alcaldesa es que se quiera llevar el Cuartel de la Guardia Civil a la Peraleda con la intención de hacer un barrio nuevo que disperse aún más la ciudad.

Y el acuerdo clave que Primero Toledo va a poner sobre la mesa esta legislatura con aquel que esté dispuesto a hablar con nosotros es el río Tajo. En torno a él se puede hablar de urbanismo y vivienda, de cultura y patrimonio, instalaciones deportivas y de ocio con nuestros niños, jóvenes y mayores, etc.

Procuro no descuidar mis ratos familiares, de estar con los amigos y de hacer deporte. Me cuesta desconectar, es verdad, pero reconozco que lo de dedicarme al servicio público por mejorar la vida de mis vecinos no me supone esfuerzo porque me hace sentirme realizado.

La política agota y más con todo lo que hemos vivido en esta década. ¿De dónde saca Julio Comendador las fuerzas? ¿En política se pueden realmente cambiar las cosas?

Procuro no descuidar mis ratos familiares, de estar con los amigos y de hacer deporte. Me cuesta desconectar, es verdad, pero reconozco que lo de dedicarme al servicio público por mejorar la vida de mis vecinos no me supone esfuerzo porque me hace sentirme realizado. Y la política local, la buena, no el politiqueo que se traen entre PSOE y PP como el que comprobé en primera persona por ejemplo en estos años en la Diputación, es la mejor forma para ayudar a mejorar nuestra vida diaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *