jueves, abril 25, 2024
Actualidad

La Comisión de Absentismo Escolar revela 23 casos en Toledo

La Comisión de Absentismo Escolar revela 23 casos en Toledo. La Unidad de Servicios Educativos (USE) está haciendo seguimiento a unos 23 alumnos por absentismo escolar, mientras se estudia una ordenanza.

Celebrada tras diez años de paralización

Una Comisión de Absentismo Escolar, que se ha celebrado después de diez años de paralización, y que ha sido presidida en su constitución por el concejal de Educación, Daniel Morcillo.

En el transcurso de la misma se han dado a conocer los más de veinte casos de alumnos que son sometidos a vigilancia por parte de la Unidad de Servicios Educativos (USE) de la Policía Local, así como las actuaciones ante casos de faltas a los centros educativos de manera puntual, que se da sobre todo entre estudiantes de Secundaria.

El concejal se ha comprometido, “en esta primera toma de contacto”, a escuchar a todos los participantes, “porque la intención del equipo de Gobierno es poner todos los medios a nuestra disposición, para no dejar a ningún chico atrás”.

También ha agradecido la labor que lleva a cabo la USE, en colaboración con la Fiscalía de Menores, para detectar los casos de absentismo, que afectan, sobre todo al Polígono, Santa Bárbara y el Cerro de los Palos.

Ordenanza de Absentismo Escolar

El policía Jesús Nombela, responsable de la USE, ha informado de “unos 23 casos de alumnos a los que hacemos un seguimiento, una supervisión y son los más crónicos. No tiene que ver nada con absentismo intermitente u ocasional, que son alumnos que en una situación determinada deciden no ir a clase, las famosas pellas, que se han disparado en el pasado curso”.

Cuando estos alumnos absentistas son detectados, son reconducidos por la Policía Local al centro educativo de origen y se informa a los padres, aunque las causas de ese abandono de las aulas son diferentes en Primaria y en Secundaria.

“En los centros educativos de Primaria, en la mayoría de las ocasiones, el absentismo es achacable a los padres, con algunas connotaciones por temas económicos, por temas de trabajo, etc. En el caso de Secundaria, son los propios alumnos los que en un momento determinado dicen ‘no voy a clase’”, ha añadido Nombela.

Desde la USE, “aparte de la vigilancia, control, seguimiento y supervisión, que es fundamental, sería bueno plantearnos una ordenanza municipal de absentismo escolar. Llevamos casi 15 años trabajando y lo la tenemos. No tiene por qué llevar unas connotaciones económicas, pero sí que se tuviera en cuenta como requisito que los niños no falten a clase”, ha concluido el policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *